“UNA DE PIRATAS” Mujeres Pirata

Piratas, qué buenos ratos nos han hecho pasar frente al televisor, ¡verdad!, Intrépidos que, sin temor a los peligros, surcaban los “siete mares” en busca de botines y aventuras.

Piratas en el Cine y la Literatura

El cine y la literatura han sacado buen partido de esas historias de aventuras, tesoros e islas pérdida obteniendo algunos de sus mejores argumentos basados en los devenires de aquellos hombres y, ah!!!  también de aquellas mujeres, que dedicaron sus breves y exicitantes vidas a recorrer el mar.

El gran momento de este tipo de relatos llegó a finales del siglo XIX e inicios del XX, cuando las novelas juveniles y de aventuras se llenaron de corsarios y temibles piratas salidos de las plumas de Stevenson (La Isla del Tesoro), Salgari, Verne, Cooper o Sabatini. El joven Hollywood no tardó en percatarse del éxito y de las posibilidades de tales personajes hacia los años veinte: Douglas Fairbanks, Errol Flynn, Anthony Quinn, Tyrone Power, interpretarían a los mas famosos piratas de la gran pantalla.

ImagenUna de las últimas aventuras que hemos disfrutado, de la mano de Disney, “Piratas del Caribe”, nos da buena muestra de la idea que tenemos de sujetos aguerridos, simpáticos, con un espíritu aventurero que ronda lo inconsciente, ganas de juerga y donde el ron lo inunda todo. Sin embargo, la realidad fue muy diferente a la visión “romántica” que nos ha trasmitido el celuloide.

https://i2.wp.com/sol.blogomundo.com/wp-content/uploads/2006/06/piratas.jpg

As´que sí, hoy toca “UNA DE PIRATAS”, de piratas mujeres, que las hubo. No fueron muchas, pero han pasado a la historia por teñir de sangre las costas del Caribe y de China. Mujeres que, al igual que los hombres, hubieron de enfrentar los mismos peligros y castigos.

Orígenes de la Piratería

Si bien, normalmente asociamos la piratería al Caribe y los Mares del Sur allá por los siglos XVI y XVII, lo cierto es que existieron piratas casi desde el principio de los tiempos. Podríamos pensar que la piratería es tan antigua como el propio hombre, pues lo es el “desear lo ajeno”. Estos temidos “lobos de mar” ya eran muy conocidos más de cuatros cientos años antes del nacimiento de Cristo. Los griegos llamaban “piratas” a los saqueadores de navíos En el año 78 aC, Julio Cesar atacó a los piratas de Cilicia, en la actual Turquía. Hacia el siglo VIII los vikingos eran los temidos piratas que asolaban las costas europeas. Atacaban, más bien arrasaban, toda población de Europa Occidental.

Vikingo (del inglés viking, y este del nórdico antiguo víkingr)1 es el principal de los nombres dados a miembros de los pueblos germánicos originarios de Escandinavia, famosos por sus incursiones y pillajes en Europa.

Los drakkar vikingos eran embarcaciones largas, estrechas, livianas y con poco calado, con remos en casi toda la longitud del casco.

Pero será en el siglo XVI cuando, de la mano de la reina Isabel I de Inglaterra, volverán a resurgir con fuerza. La reina legalizó la escuadra de piratas ingleses del capitán Francis Drake para que atacara y saquera las naves de la flota española a su regreso del Nuevo Mundo cargadas de oro y plata. A estos piratas “legales” se les denominó “corsarios” y vaya que sí hicieron pupa a las poderosa flotas del Imperio! Entre 1630-1697 los piratas tomaron América Central como su principal sede. Allá donde iban sembraban el terror, sobre todo en el mar caribeño. Port Royal, se convirtió en la base de piratas más famosa del mundo. En esos mismos siglos, el Mediterráneo español se veia constantemente atacado por los piratas berbériscos del norte de África.

Mujeres pirata

Y, sí, también hubo también mujeres metidas a piratas, aunque son escasos sus nombres. Las más conocidas surgieron entre los siglos XVI y XVIII en las aguas caribeñas, auténtico paraíso para el bandidaje y nido de piratas mujeres, en su mayoría europeas, deportadas o emigradas a América.

Grace O’Malley se convirtió en la pesadilla de la poderosa reina Isabel I de Inglaterra, soberana que protegió y se benefició de la piratería.

Algunas habían sido capturadas junto a tripulaciones piratas o en puertos piratas como Judith-Armande Préjoly (S. XVII), de quien se cuenta que fue ahijada de Richelieu y deportada por hereje. Hubo otras como la irlandesa Grace O’Malley, llamada “Graine Mhaol” debido a su pelo corto; Ching Shih, reina de los piratas chinos que tomó el control de la enorme flota pirata de su último marido en 1807; la inglesa Charlotte De Berry; Fanny Campbell y la despiadada Ann Mills.

Charlotte de Berry. Esta inglesa del siglo XVII empezó al vestirse como un varón con el fin de seguir a su esposo en la Armada Real.

Cada una de ellas cuenta con una historia apasionante, sin embargo, las más conocidas fueron Anne Bonny y Mary Read.

Anne Bonny y Mary Read junto al pirata Rackham

De Anne se cuenta que desde la adolescencia ya era todo un carácter, una auténtica pendenciera con faldas, que con catorce años compareció ante un magistrado por rasgarle la cara a un muchacho con un cuchillo de cocina; y con 18, ya había ampliado su currículum vitae matando en duelo a una cortesana llamada María Vargas

Anne y Mary se conocieron siendo ambas miembros de la tripulación del pirata Rackham. En el barco llevaban ropas de hombre, juraban y blasfemaban y se hicieron muy famosas por sus múltiples hazañas y por demostrar más valor que muchos hombres.

Capturadas junto a Rackham, fueron juzgadas en Jamaica en 1720. Conocedoras de las leyes inglesas se declararon “embarazadas”, por lo que el tribunal ordenó que fueran juzgadas después de dar  a luz.  Aunque ambas fueron condenadas a la horca, Mary Read logro escapar al morir de unas fiebres en la cárcel y Anne, tras varios aplazamientos, misteriosamente desapareció de los expedientes oficiales.

Anne Bonny

También en el siglo XVIII otras mujeres piratas se harían famosas Mary Lindsey, Mary Harvey, Rachel Wall y la irlandesa Margaret Jordan, estas últimas condenadas a muerte en 1789 y 1809, respectivamente.

Y el cine también ha rendido homenaje a estas mujeres de leyenda. En La isla de las cabezas cortadasGeena Davis interpreta a Morgan Adams, la hija de un capitán pirata, que se embarca en la búsqueda del tesoro de la isla de las cabezas cortadas.

Fuentes: Amarre “historia de la Piratería”,  Arquehistoria “Mujeres Pirata”, Pirate documents, Páginas de la historia, Piratas en el Cine, Quo “Mujeres Pirata”, Muy Interesante,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s