La Reina recordada “Catalina de Aragón”

photo-1018.jpgA finales del S. XVI, Enrique VIII fue famoso por la secuencia de sus seis esposas, tres Catalinas (Catalina de Aragón la 1ª, Catalina Howard la 5ª y Catalina Parr, la 6ª) , dos Anas (Ana Bolena la 2ª y Ana de Cleves la 4º) y una Jane (Seymour, la 3ª).

Catalina de Aragón en la serie "Los Tudor"

Catalina de Aragón en la serie “Los Tudor”

Su primera esposa, Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, fue una mujer culta, inteligente, mecenas de artistas y humanistas, muy preocupada por los desfavorecidos y por la educación de la mujer, conocedora y practicante de varias lenguas europeas y, sobre todo, preparada para ser una reina, por lo que despertó una gran admiración en la corte inglesa, a pesar de que luego la Historia la haya ignorado. Trajo a su nuevo país a grandes renacentistas y revolucionó la educación de las mujeres, no sólo de las princesas sino también la de las mujeres del pueblo. Creó una industria artesanal de bordados y encajes en los Fens, mejoró la jardinería inglesa, ayudó económicamente a universidades, fundó cátedras y concedió becas a estudiantes pobres. Sus obras de caridad le granjearon el amor y el respeto del pueblo inglés. Por una parte, la falta de descendencia masculina, y por otra, las pasiones de su real esposo, la llevaron a ser la protagonista del repudio más famoso y trágico de la historia. Si hubo mujeres desdichadas dentro de la realeza, una de ellas es Catalina de Aragón, reina de Inglaterra, muerta en cautiverio y soledad.

Realmente, fue la reina quien dio LEGITIMIDAD a los Tudor, línea bastarda descendiente de los reyes de Inglaterra, mientras que Catalina por parte de su madre, Isabel la Católica, y de su abuelo Juan II, era descendiente directa de Catalina de Lancaster (nieta de Eduardo III de Inglaterra y de Pedro I de Castilla, hermana del rey Enrique IV de Inglaterra y abuela de Isabel la Católica) y por tanto Catalina era tataranieta de Eduardo III Plantagenet, de quien también descendía Enrique VIII pero por una línea bastarda como acabamos de citar.

Tras su repudio, Catalina no sufrió la persecución de las otras esposas. Enrique no pudo hacerle nada pues su sobrino el emperador Carlos V, el hijo de su hermana Juana, estaba informado al detalle de lo que ocurría en la Corte, tal como lo prueba la correspondencia oficial.

“Son tan grandes mis tribulaciones, mi vida está tan trastornada por los planes que tengo que idear diariamente para alejarme de las intenciones malvadas del rey, son tan mortales las sorpresas que el rey me da, junto a ciertas personas de la Corte, que todo ello sería suficiente para acortar diez vidas, mucho más la mía”.

El repudio

Catalina estuvo casada previamente con Arturo, hermano de Enrique. Fue reina de Inglaterra tras enviudar de éste, cinco meses después de las nupcias, y casar con Enrique, desde 1509 a 1533, en que el rey se divorció. Se dijo que el matrimonio no había llegado a consumarse, y el Papa le autorizó a casarse con el hermano de su marido. Cuando Enrique subió al trono tenía 17 años, cinco menos que Catalina. La fatalidad se cebó en la hija de Isabel y Fernando: no pudo darle un heredero al rey y cayó en desgracia. Enrique VIII se enamoró de Ana Bolena y Catalina quedó humillada y sola.  Luchó por la legitimidad de su boda y de su hija y ello le valió el destierro y la admiración del pueblo inglés.

Debemos remarcar su profunda honradez, pues Catalina, tras ser repudiada y en su retiro, fue visitada reiteradamente por ingleses y escoceses católicos que, deseosos de librarse del yugo de Enrique, tentaban que Catalina dirigiera un levantamiento para derrocar a su esposo. La actitud de Catalina fue siempre la de expresar a los rebeldes que la visitaban que, a los ojos de Dios, Enrique era su esposo ya que el papa Clemente VII se negó a anular el matrimonio y que, por tanto, no podría levantarse contra el rey. Catalina lo había amado profundamente y que, pese a las humillaciones a las que la sometió, ella nunca consintió encabezar una revuelta sangrienta contra él.

Su hija, habida con Enrique llegaría ser reina de Inglaterra con el título de Maria I. Su boda con su sobrino, el futuro Felipe II de España, pudo haber cambiado el mapa de alianzas y el futuro de Europa si hubiera habido descendencia.

Catalina murió el 7 de enero de 1536, a la edad de 50 años. Catalina de Aragón escribió una última carta dirigida a su esposo en la que, después de perdonarlo y rogarle que cuidara de María, la hija de ambos, terminaba con estas palabras conmovedoras:

«Finalmente, hago este juramento: que mis ojos os desean por encima de todas las cosas. Adiós». 

Los últimos años

Aunque nunca renunció al título real, fue enterrada al norte de Londres, en la Catedral normanda de Peterborough, la que inspiró a Ken Follet para escribir Los pilares de la tierra. Tuvo un funeral propio de Princesa viuda en lugar del de una reina, reconocimiento que se le negó.  En la losa de su tumba aparecen sus emblemas: granadas (por la fruta, símbolo de fertilidad, y por la ciudad española del mismo nombre, a cuya rendición asistió Catalina junto a sus padres, los Reyes Católicos) y las banderas que la acreditaban como Infanta de Castilla y Aragón.

El epitafio que figura en la tumba de Catalina de Aragón es sencillo, casi humilde, y no resume, en realidad, el inmenso cariño que se le tiene en la isla a una reina que fue, en realidad, una paradoja histórica:

“Aquí descansa el cuerpo de Catalina de Aragón, Reina de Inglaterra, primera mujer de Enrique VIII, que murió en el castillo de Kimbolton el 8 de enero de 1536 a la edad de 49 años” (1).

Catalina de Aragón fue enterrada junto a las gradas del lado Norte del Altar Mayor, en donde sigue en la actualidad. Frente a la tumba se puede leer la última carta que envió a su esposo el rey Enrique VIII. En la parte Norte de la sillería del Coro, tallada en 1893, hay una estatua de Catalina y otra, en piedra, destinada en principio a la fachada, se encuentra en el ventanal del baptisterio.

El 26 de Septiembre de 1930 la reina María de Teck, esposa de Jorge V, hizo colocar junto a la tumba unos estandartes con las armas de Catalina como reina de Inglaterra y como infanta de Castilla y Aragón, el segundo de los cuales fue regalado por el Barón de Montalbo del Castillo de Buckden. El 10 de Enero de 1981, estos estandartes, ya muy deteriorados, fueron sustituidos por otros donados por la reina Isabel II de Inglaterra y la Embajada de España. Los ciudadanos de Peterborough costearon una placa, para situarla junto a la tumba, que dice:

” Una reina amada por el pueblo inglés por su lealtad, piedad, coraje y compasión “

Todos los 29 de enero, aniversario de su entierro, tienen lugar unos actos conmemorativos en la hoy Catedral de Peterborough (2). El público deja granadas en su tumba como señal de respeto. Unos 400 niños participan todos los años en la ceremonia, y algunos de ellos también dejan tarjetas y ofrendas sobre su tumba. No hay en España un solo rey o reina que reciba todos los años un homenaje similar, porque, además de las ofrendas, se celebra una misa católica y se organizan conferencias, recitales, exposiciones… Hay también una procesión con velas en recuerdo de la que se celebró tras la muerte de Catalina, y en la que, según las crónicas, participaron más de 1.000 personas.

En la imagen puede verse la tumba de Catalina de Aragón después de la festividad del 29 de enero. Sobre ella, hay depositadas flores rojas y amarillas, granadas (una ofrenda tradicional) y tarjetas con la letra K elaboradas por los niños.

Los habitantes de Peterborough sienten un vínculo emocional con la reina , de hecho muchos niños aprenden la historia de Catalina y el idioma español. Esta ciudad está hermanada con Alcalá de Henares, ciudad natal de la reina, en donde también se le rindió homenaje con una placa descubierta en diciembre de 1985, con motivo del quinto centenario de su nacimiento y, en 2007, con una estatua en bronce, instalada junto a la fachada lateral del Palacio Arzobispal, que la representa como la joven que fue cuando vivió en la ciudad.

Estatua de Catalania de Aragón en Alcalá de Henares

También, la desdichada reina es recordada en en Ampthill, donde estuvo recluida durante un tiempo desde 1531 a 1533.En 1773 fue construido un monumento en su honor  (Queen Katherine’s Cross) En la base del monumento hay una inscripción en inglés que dice:

“In day’s of old here Ampthill’s towers were seen,
The mournful refuge of an injured Queen;
Here flowed her pure but unavailing tears,
Here blinded zeal sustain’d her sinking years.
Yet Freedom hence her radiant banner wav’d,
And Love aveng’d a realm by priests enslav’d;
From Catherine’s wrongs a nation’s bliss was spread.
And Luther’s light from Henry’s lawless bed.”

El 25 de Julio de cada año se celebra el Aragón Day Festival en Ampthill para conmemorar la estancia de la reina Catalina de Aragón en el castillo de esta localidad. En dicho festival hay una muestra de música y danza, títeres y cuentos, junto con el tiro con arco y hacer encajes.

Fuentes:

Mujeres de Leyenda. 

El Mundo

El País

FRASER, ANTONIA. Las seis esposas de Enrique VIII . 1998 Ediciones B Argentina,

——————————————————————————————————————–

1- Se erró en la edad de la reina, que realmente tenía 50 años cuando murió.

2-En este bello edificio estuvo también enterrada María Estuardo tras su ejecución en 1587, hasta que años después su hijo Jacobo I de Inglaterra hizo trasladar sus restos a la Abadía de Westminster.

Anuncios

6 pensamientos en “La Reina recordada “Catalina de Aragón”

  1. Muchas gracias por dedicarle este precioso artículo a una excepcional mujer como fue Catalina de Aragón, un reina infeliz y maltrata por su esposo. Espero ir algún día a su tumba en Peterborough para rendirle mi particular homenaje, ole mi paisana guapa!

  2. Catalina de aragon fue una gran mujer y la admiro mucho por lo que hizo en vida.
    Su historia me impresiono mucho ya que hasta el ultimo suspiro amo a Enrique VIII en este dia conmemorando su murte levanto mis plegarias por su alma y q Dios la guarden el su gloria
    Espero que algun dia pueda ir a visitar su tumba en Peterborough

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s