Animales de compañía en Egipto y la Antigua Roma!

Las razones de cómo fueron domesticados los animales son inciertas y se remontan a varios miles de años, a los origines de la especie humana. Con casi toda seguridad, los animales que ahora denominamos “de compañía” fueron domesticados para colaborar con el hombre.

La verdad es que la atracción entre hombres y perros fue mutua y casi instantánea. Los primeros vestigios de coexistencia entre ambas especies datan de hace 6 mil años en tumbas antiguas de hombres enterrados al lado de sus mascotas.

Aparentemente, entre los pueblos antiguos, podría decirse que los griegos fueron los primeros en adoptar al perro, pariente del lobo, como animal de compañía. El perro ya estaba presente en las narraciones de la mitología griega. Hades, dios de los infiernos, encargó a un perro, Cerbero, la guardia de las simas abismales para evitar que los espíritus de los muertos pudieran escapar.  También Homero en la Odisea destaca la fidelidad del perro de Ulises, Argos, ya que fue el único que reconoció a su amo cuando regresó a su patria con ropaje de vagabundo tras una larga ausencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Cleopatra y la cena más cara de la Historia!

“El banquete de Cleopatra” Localización: National Gallery of Victoria. Melbourne Autor: Giovanni Battista Tiepolode Tiepolo (1744)

“El banquete de Cleopatra” Localización: National Gallery of Victoria. Melbourne Autor: Giovanni Battista Tiepolode Tiepolo (1744)

Algunos se atreven a decir que esta cena fue la más cara de la historia y con las cifras que vamos a tratar, no es en absoluto descartable si, sobre todo, tenemos en cuenta que el momento más importante de la velada tuvo solamente una comensal. Hablamos de la particular cita entre Cleopatra VII, la última reina del Antiguo Egipto, y Marco Antonio, uno de los romanos más importantes y quien  fuera lugarteniente de  Julio César. El valor de esta cena, que ha sido reproducida en varias pinturas, ascendió a diez millones de sestercios, lo que equivaldría a unos 15 millones de nuestros euros. Todo comenzó con una apuesta, pero veamos como sucedieron los hechos. Sigue leyendo