LEGIONES DE ROMA, EVOLUCIÓN Y ESTRUCTURA!

El ejercito romano podría ser considerado como el mayor y más preparado cuerpo militar de la historia antigua. Un máquina de guerra bien engrasada que hizo posible la extensión de Roma a casi todos los confines conocidos de la antigüedad.

Como proclama Rómulo al descender de los cielos a Próculo Julio sobre el destino de Roma:

 “Ve y anuncia a los romanos que es voluntad de los dioses que mi Roma sea la capital del orbe; que practiquen por consiguiente el arte militar; que sepan, y así lo transmitan a sus descendientes, que ningún poder humano puede resistir a las armas romanas” (1)

La legión romana (del latín legio, derivado de legere, recoger, juntar, seleccionar) era la unidad militar de infantería básica de la antigua Roma. Consistía en un cuerpo de infantería pesada inicialmente de unos 4200 hombres, según el historiador antiguo Polibio, que más tarde alcanzaría entre los 5200 y 6000 soldados de infantería y 300 jinetes para completar un total de entre 6000 y 6300 efectivos, según nos cuenta Tito Livio.

EVOLUCIÓN DE LA LEGIÓN  

  • LA ÉPOCA DE LOS REYES

Originalmente, en la época de los reyes, allá por el año 750 a. C. Rómulo, primer rey de Roma, crea las primeras legiones al dividir a los ciudadanos entre hombres fuertes y los no aptos para el combate. De hecho, en esta época, la legio englobaba al ejército romano en su totalidad compuesta de ciudadanos romanos reclutados para las armas. Cada año se procedía al licenciamiento y a la movilización ya que el ejército no fue permanente, pues las guerras comenzaban en primavera y acababan normalmente en otoño; terminada la campaña volvían a sus actividades cotidianas

Más tarde, en el 550 aC. Servio Tulio (578 a 534 AC) dio entrada en el ejército a todos los propietarios, ya fuesen patricios o plebeyos; solamente quedaban excluidos los que no podían costearse el equipo militar, ya que en esta época el armamento lo aportaba el soldado, no la ciudad, de ahí que los infantes se diferenciaran según su fortuna. Reorganizó el ejército tomando como base el patrimonio económico de cada ciudadano, según una división en 5 clases en función de su situación económica.

clases-de-soldados-romanos-en-el-ejercito-de-servio-tulio

Clases de soldados romanos en el ejercito de Servio Tulio

En el campo de batalla formaba al estilo de la falange clásica de las polis griegas, una formación muy cerrada y compacta pero de escasa movilidad, en la que los soldados oponían un frente de picas al enemigo.

  • LA REPÚBLICA 

Poco cambió con el advenimiento de la República romana, en la que la legio se subdividió en dos legiones separadas, cada una bajo el mando de uno de los dos cónsules. Los primeros años de la República se caracterizaron por las continuas invasiones del territorio romano que realizaban los vecinos de la Urbs. La formación de falange estaba totalmente adaptada para combatir en terreno llano, por lo que mientras Roma no salió del Lacio no se cambiaron las disposiciones tácticas de la Legión.

Fue durante las guerras samnitas (guerras intermitentes entre el 343 y el 290 aC.) cuando las legiones se organizaron de un modo más formal, ya que se vieron obligadas a luchar en un terreno montañoso no apto para la falange. Debido a esto se pasó del sistema de falange al sistema de manípulos y centurias, más flexible y apto para el terreno montañoso. Más tarde, tras la reforma de Cayo Mario, se adoptó el sistema de cohortes. 

Las legiones, compuestas en exclusiva por ciudadanos romanos, se veían apoyadas por las tropas de aliados (vecinos latinos e itálicos) y auxiliares, los “auxilia”, compuestas por soldados que no eran ciudadanos romanos. Estas tropas auxiliares eran reclutadas entre mercenarios o entre pueblos cuya habilidad bélica era bien conocida en el mundo antiguo, como los jinetes númidas o los honderos baleares.

  • LAS REFORMAS DE CAYO MARIO

Mario impulsó una reforma militar en el 107 a.C. que marcó el inicio de la profesionalización del ejército romano implantando medidas que afectarán no solo a la organización del ejercito sino también a la sociedad romana, ya que invita cualquier ciudadano romano, rico o pobre, a participar en las campañas militares de Roma, en el que el Estado proporcionaba el equipamiento necesario para poder combatir. Esta última medida es quizás la más importante ya que el se estandariza el equipamiento para todos los legionarios, a la par que, por tanto,  todos deberían recibir el mismo entrenamiento. La legio se convirtió en este momento en casi invencible para cualquier otro pueblo.

caif

Adiestramiento de la Legio VIIII – I Cohors de la Asociación Hispania Romana

A partir de este momento, el legionario es un soldado profesional, que recibe una paga por su servicio y la promesa de mejoras económicas una vez concluido. Los miembros del censo por cabezas que terminaban el servicio recibían una pensión de su general y una finca en alguna zona conquistada a la que podían retirarse.

Pero esto implicaba también un grave riesgo para la estabilidad de la República, ya que a partir de este momento los soldados con frecuencia depositaban su lealtad más en su comandante que en su metrópoli. Más aún cuando determinados generales armaban y financiaban legiones de su propio bolsillo (como hizo César en la guerra de las Galias). De ahora en adelante, el ejército se convierte en un factor decisivo en la vida política romana, puesto que cualquier personaje que cuente con el apoyo de las legiones puede utilizarlas como herramienta para obtener el poder.

  • IMPERIO 

Augusto fue el último eslabón de una larga cadena trazada por Mario, Sila, Pompeyo, César y Marco Antonio.  Así, la reforma constitucional con la que Octavio inició un nuevo periodo de la historia de Roma, el Imperio, debía tener en cuenta al ejército, al que era preciso institucionalizar y privarle de contenido político, más allá del servicio al estado a través de su personificación en la figura del emperador.

ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DE LA LEGIÓN ROMANA

img_20170228_203243

Asociación Hispania Romana – I Cohorte 

Ya hemos visto que la legio no siempre tuvo las mismas características dado la amplia franja temporal en la que está enmarcada (S.V a.C-V d.C aprox.).

Durante la Monarquía, el ejército estuvo compuesto de 3.000 infantes (miles) y 300 jinetes. El reclutamiento se hacía entre las tribus (en aquella época había 3), que se dividían en 10 curias cada una (por tanto 30 curias en total). Cada curia aportaba 100 soldados de infantería (centuria) y 10 soldados de caballería (decuria), por tanto cada tribu aportaba 1.000 infantes (de aquí el nombre de miles) y 100 jinetes.

Los 1.000 infantes (miles), que estaban al mando de un tribuno (por lo que habrían 3 tribunos) se dividían en 10 centurias, 100 soldados que se desplegaban en dos filas de 50 hombres,  comandados por un centurión. 

Los jinetes (decurias) se denominaron equites (jinetes), céleres (caballería ligera) y flexuntes (caracoleadores que atacaban en círculos). Posteriormente se reforzó la caballería y se estableció de forma permanente una formación de 600 jinetes (hasta ahora las decurias se licenciaban al acabar la campaña) y  pasaron a llamarse equites equo publico.

legion-romana-de-servio-tulio

Con la llegada de la República,  los soldados empiezan a recibir una paga, por lo que se pierden en importancia las clases de soldados y adquiere mayor importancia la veteranía, con estas condiciones y buscando un ejército mucho más flexible se creó la legión manipular. Fue el cónsul Marco Furio Camilo (446? – 365 a. C.), el vencedor de Veyes quien, después de la derrota de los galos, realizó la restructuración del ejercito romano, empleando como unidad táctica el manipulo (formado por dos cuadros de 12 soldados de frente por 5 de fondo -60 hombres-, con excepción de los últimos o triarios que eran de 10 x 3 -30 hombres-) compuestos de soldados de la misma clase, denominados velites, hastati, príncipes y triari. Cada manipulo estaba mandado por un centurión, ayudado por un ayudante denominado optio.

legion-manipular-de-camilo

  • Los velites eran infantería ligera e iban en vanguardia. Procedían de las clases sociales más bajas y de los soldados más jóvenes. Como armamento principal  llevaban un haz de jabalinas ligeras (hastae velitares), una espada de larga de unos 75 cm y como protección llevaban un  escudo circular (rodela)  de unos 40 cm. Se les proporcionaba un yelmo acolchado (galea) aunque algunos preferían protegerse con una piel de lobo u otro animal.
  • Los Hastati, eran los más jóvenes de la infantería pesada, y podían acometer acciones de ataque y repliegue rápidos mejor que los soldados de más edad. Estaban armados con dos lanzas cortas, o hastae,  que evolucionaron en las pilum. Para el cuerpo a cuerpo, usaban la espada corta o gladius hispana de 40 a 50 cm de largo, que se llevaba en el lado derecho. Como protección llevaban el escudo ovalado o scutum, casco de bronce, a menudo con un número de plumas fijadas en la parte superior para aumentar la estatura. Llevaban armadura ligera, la forma más común de ser pequeñas corazas, llamados “protectores del corazón”.
  • Los Principes, constituían el punto fuerte de la legión, sustituían a los antiguos falangistas. Estaban armados con dos lanzas o pilum  y una gladius, y como protección llevaban casco de bronce y cota de malla.
  • Los Triari, eran los más veteranos, y su equipo eran parecidos al de los príncipes, llevaban una lanza y una gladius.

Asignada a cada legión, había un destacamento de caballería mandada por un prefecto (praefecti equitum), compuesta por 400 jinetes divididos en 10 turmas de 40 jinetes.

legiones república

Ejercito manipular de la República

LAS MULAS DE MARIO

Como hemos visto, en el 107 aC,  el Cónsul Cayo Mario,  ejerció una serie de reformas que introdujeron un nuevo sistema organizativo en la legión. Durante la guerra de Yugurta, ante las dificultades de reclutar un ejército dado al desinterés de las clases superiores y la exención de los pobres, ya que los que no tenían propiedades al menos de 600 sestercios no podían alistarse, Mario introdujo la inclusión de las personas sin tierras ni propiedades, las denominadas capite censi o censo por cabezas. Dado que la mayor parte de este grupo eran pobres que no tenían capacidad de comprar su propio armamento, Mario hizo que el estado les suministrase las armas. Además garantizó a todos los soldados itálicos la ciudadanía romana lo que eliminó la noción de legiones aliadas.

Uniformó el adiestramiento y el equipo: todos los soldados llevaban el mismo equipo casco de bronce de tipo montefortino, cota de malla de hierro, espada corta española o gladius hispaniensis, un pilum pesado y otro ligero y el gran escudo o scutum.

Asignó un emblema o enseña a cada legión, el Aquila de plata , desplazando al lobo, al toro, al jabalí y al caballo, muestras de animales totémicos pertenecientes a una sociedad campesina. El águila supone la conversión de la legión en un cuerpo, con un espíritu colectivo y una continuidad de tradición.  La pérdida de las águilas, como les sucedió a Craso o Marco Antonio en Oriente o a Varo entre los germanos, es el mayor deshonor que puede sufrir un cuerpo legionario. El suboficial al cargo del águila era el aquilifer.

Hispaniaromana_Italica_mulasdeMario

Las Mulas de Mario – Recreación de la Asociación Hispania Romana

Cada legión tenía un convoy con el equipamiento de unas 500 a 550 mulas (una mula por cada 10 legionarios). Para evitar que estos convoyes fuesen demasiado grandes, Mario hizo a sus hombres acarrear todo el equipo que pudiesen, incluyendo su armadura, armas y raciones para 3 días. Para facilitarlo, se dio a cada legionario un bastón cruzado para acarrear la carga sobre sus hombros (unos 30 kg). Por esto los soldados recibieron el apodo de ” muli mariani o mulas de Mario“, por la gran cantidad de carga que tenían que llevar ellos mismos.

En cuanto a la estructura, las cohortes sustituyen a los manípulos como unidad táctica básica. El sistema consistía en estructurar cada legión en 10 cohortes, formadas por unos 480 hombres. Pero vayamos por partes:

LA ESTRUCTURA CLÁSICA

Llegados a este punto, hablaremos de la estructura básica o ideal de la infantería en la cual se organiza una legio, desde las unidades básicas más bajas hasta su totalidad: el contubernium, la centuria, el manipulo y la cohorte.

  • El Contubernium es la unidad básica compuesta por 8 legionarios que comparten diferentes utensilios como son: la tienda de campaña, un molinillo para hacer pan y una mula que transportará parte de sus equipajes en la intendencia. Además, se reparten las tareas en el campamento, ya que la tienda solo tiene 6 camas, por lo que cada noche 2 legionarios de cada contubernium vigilarán el campamento. Es sin duda una unidad muy dinámica y estabiliza la convivencia de los soldados.
  • La Centuria, la espina dorsal de la legio, la organización básica de combate, que  ahora pasa a tener … 80 legionarios, por tanto formada por 10 contubernios. Cada centuria era comandada por un centurión y lo hacía con mano de hierro… o mejor dicho, con bastón de madera, su vitis, una vara de madera de vid (de ahí su nombre) o de olivo. Recordemos cuáles eran los castigos que se les podían infligir a los legionarios por su faltas.

Los centuriones más veteranos y experimentados- los primi ordines- formaban parte de la I cohorte (5). El más antiguo de ellos, que comandará esta I Cohorte, es el llamado Primus Pilus , es un soldado de carrera y asesor del Legado, con derecho a  asistir a los consejos de guerra. Además, el resto de cohortes, como ahora veremos, era dirigida por un”centurión pilus prior” (9) y otros cinco centuriones Ordinarii para el total de las 6 Centurias que componían la cohorte.  En total habrían 58 centuriones más el Primus Pilus. 

centuriones

Como equipamiento distintivo los Centuriones llevaban una cresta transversal en el casco, que los hacía identificables a la tropa, especialmente durante el combate. Además llevaban una armadura de cota de malla (lorica hamata) o de escamas (lorica squamata), en lugar de la laminar (lorica segmentata imperial), que estaría cubierta por phalerae (condecoraciones en forma de medallón) y torquex (pulseras colgantes).  Usaba además protecciones en las piernas (grebas). Portaba la espada corta reglamentaria (gladius) en el lado izquierdo en lugar del derecho, habitual en los simples milites, sujeta al cuerpo mediante un cingulus o cinturón con la funda del arma. Su símbolo de mando era un bastón de mando hecho de una rama de vid, el “vitus”.

Es la figura militar más estudiada y su verdadero carácter aparece ilustrado en un episodio de la Guerra de las Galias de Julio Cesar. En el año 52 a.C., las tropas de César trataron de conquistar la fortaleza de Gergovia, pero fueron rechazados y tuvieron que retirarse monte abajo. En estas condiciones habrían sufrido terribles bajas, pero los centuriones se quedaron a cubrir la retirada de sus hombres: murieron casi 700 hombres, de los cuales 46 eran centuriones (uno por cada 14 legionarios, cuando la proporción normal era de 1 a 80)

legion-romana-espada--620x349

El Centurión contaba además con la ayuda de suboficiales como: el optio , que ayudaba en la instrucción; el Cornicen (músico que transmitía a los legionarios las órdenes del centurión), el Signifer (soldado que lleva el Signum, estandarte de la centuria, que estaba rematado en forma de punta de lanza, para la cohorte, o de mano para la centuria en recuerdo del antiguo manípulo; se decoraba con guirnaldas, cruces y discos.) y  el Tesserarius, que organizaba las guardias.

  • El Manípulo, era el conjunto de 2 centurias. Su liderazgo era entregado tanto a centuriones de alta graduación como a los tribunos tribunii“, oficiales de la orden ecuestre y senatorial.
  • La Cohorte “Cohors” era la unión de 3 manípulos (hastati, príncipes y triari) por tanto 6 centurias = 480 hombres. Cada cohorte es liderada por un centurión llamado “centurión pilus prior” (9) asistido por un optio.  Dos cohortes eran mandadas por un Tribuno (5). 
  • La Legión estaba formada por 10 cohortes (numeradas del I al X). De 2 a 6 legiones juntas constituían un ejército.

La I cohorte era siempre la mejor de una legión, comandada por el “Primus Pilun”. Esta cohos está compuesta  generalmente por los más veteranos, se despliega en primera fila y contaba con un Vexilium (estandarte de la cohorte). En cuanto al resto de cohortes, comnandadas por los Pilus Priorla VI la componían los mejores hombres jóvenes y tenía al Centurión más joven; la VIII eran tropas selectas; y la X buenas tropas. Las cohortes más débiles eran la 2ª, 4ª, 7ª y 9ª, compuestas la 7ª y 9ª por tropas con poca experiencia.

esquema-legio

Desde tiempos de Nerónla I Cohors solo contaría con 5 centurias pero con el doble de efectivos (160 hombres en cada centuria). Por tanto, si cada cohorte contendría 480 legionarios que multiplicados por 9 cohortes (de la II a la X) serían un total de 4320 legionarios, y si a esto le añadiéramos el total de la I cohorte (800 legionarios), en total una legio debería contener exactamente 5.120 legionarios (2).

La legión contaba con una unidad de caballería romana con 4 turmas con unos 120 jinetes (equites legionis), al mando de un Decurión, cuyo cometido eran de exploración y transmisión de mensajes. A éstos se añadían los más de 2.000 auxiliares (tanto de caballería como de infantería). La caballería auxiliar estaría formada por 2 alas, en cada ala habrían 16 turmas de caballeria auxiliar y en cada turma 32 jinetes (tracios, galos, germánicos, hispanos, númidas, etc.). Una legión podía llegar a movilizar cerca de 8.000 soldados.

Este pequeño ejército, capaz de batirse por sí solo en casi cualquier modalidad militar, arrastraba (especialmente en época imperial) una gran cantidad de personal civil no directamente relacionado con la legión: comerciantes, prostitutas, “esposas” de legionarios (que no podían contraer matrimonio), que al establecerse en torno a los campamentos permanentes o semipermanentes acababan dando lugar a auténticas ciudades.

legion-romana-a-partir-de-neron

Cada legio era dirigida por un general, el Legatus, que podía ser el Cónsul, en época republicana, o el emperador (Imperator), además de otras figuras importantes en la política de Roma. Bajo su mando contaba con un prefecto del campamento “Praefectus Castrorum”, como segundo oficial, y seis tribunos militares (1 tribuno laticlavio-  de rango ecustre era el primer oficial- y 5 tribunos agusticlavios- de rango senatorial)  que estaban al cargo de las cohortes de y la caballería; tras ellos el Primus Pilum y los 58 Centuriones.

El Praefectus castrorum  generalmente era un soldado veterano con mucha experiencia como un Centurión Primus Pilus retirado, elevado al rango ecuestre y reenganchado como evocatus. Por lo tanto era un puesto abierto a todas las clases sociales romanas (desde la clase baja se podía llegar a este cargo y así entrar en clases sociales más privilegiadas).

oficiales

En cada legión existían otras figuras relevantes, como algunos de los que ya hemos visto:

  • El Cornicen era el encargado de, través del “cornu o cornum” trasmitir las ordenes a los miles:  marcar las cadencias de marcha, marcar las horas y toques durante el campamento (rancho, silencio, fajina, diana, etc.). Poseía el mismo equipo que el legionario común, salvo que su protección era una cota de mallas (lorica hamata). Un detalle distintivo era que estaba tocado por una piel de animal salvaje, generalmente un lobo. Había uno por centuria, es decir 59 en la Legión imperial, y marchaban al frente de ellas. En caso de ausencia de otros subificiales también servían de asistente al Centurión.
  • El Tesserarius (Cabo de Guardia), era el soldado encargado de las guardias en el campamento. Éstos organizaban y comandaban las guardias nocturnas en campamento. Su nombre proviene de la tessera único equipo diferente al del legionario, una especie de tableta de cera, donde se anotaba el santo y seña del día, para poder entrar al campamento. Eran, al igual que los Cornicen, uno por Centuria, en total 59, y también marchaban al frente de ellas. También recibían una paga y media.

También encontramos los portaestandartes:

  • el Aquilifer era el portador del águila de la legión, el símbolo de la misma. Había uno sólo por toda la Legión, y era generalmente un soldado veterano, curtido y premiado por su conducta y valor.  Tenía una gran responsabilidad a cuestas, pues si el Águila se perdía en combate significaba una deshonra enorme para la Legión. Muchas veces las Legiones combatieron salvajemente para no ceder el Águila al enemigo. El Aquilifer combatía generalmente con una capa de león u oso sobre su equipo, y utilizaban también el escudo más pequeño, el Parma. El Aquilifer combatía generalmente con una capa de león u oso sobre su equipo, y utilizaban también el escudo más pequeño, el Parma.
  • El Imaginifer, era el que portaba la estatuilla del emperador que gobernara en el momento).
  • el Vexillarius era portador del vexillum, que era el estandarte en el que figuraban el nombre y el emblema de la cohorte y que servía no sólo de identificación de la misma, sino para reunir a los hombres en la batalla. Se empleaba tanto en unidades de infantería como de caballería.
  • El Siginifier llevaba el signum de la Centuria,  el emblema militar de la unidad, rematado en forma de mano o asta y decorado con philarae (medallones). Había uno por centuria, por tanto 59 en total y cobraban paga doble. Al igual que los Cornicen, usaban en combate una piel de lobo sobre su casco. También utilizaban un pequeño escudo llamado Parma en lugar del más grande scutum de sus compañeros, seguramente para mayor movilidad.

    legatus_33

    Legatus junto a Imaginifer y Cornicen

Desde la época de Julio César, las legiones incluían un tren de artillería bastante completo: cada centuria (59) estaba equipada con una carroballista, una gran ballesta montada encima de un carro, y cada cohorte con una catapulta, lo que no sólo incrementaba la potencia de fuego de la legión en el combate a campo abierto, sino que servía también para la guerra de asedio.

Por cierto, en la marina, cada barco se organizaba como una centuria, fuese cual fuere su tamaño; su comandante, que estaba a las órdenes de un prefecto (almirante), ostentaba el título de centurión.

La legión en tiempos de Augusto siguió siendo formada por 10 cohortes (de la I a la X). Llevó a cabo un proceso de desmovilización que redujo esto efectivos a la mitad. Los soldados fueron recompensados con tierras, mediante una amplia política de establecimiento de veteranos en colonias creadas en suelo provincial. El resto de las tropas fue utilizado, en parte, en la defensa de las fronteras y, en parte, en la sangrienta guerra contra las tribus del norte de Hispania.

Las gigantescas fuerzas de la guerra civil quedaron finalmente reducidas a 28 legiones, unos 150.000 hombres, completadas con un número prácticamente igual en efectivos de fuerzas auxiliares. Estas nuevas tropas serían siendo sustituidas por un nuevo ejército disciplinado y escogido, bajo el mando de oficiales cuidadosamente seleccionados. Tras el desastre de Varo, en el bosque de Teotuburgo, donde fueron liquidadas tres legiones, permanecieron en servicio solo 25 legiones hastas que Vespasiano elevó su número a 30 y finalmente Septimio Severo a comienzos del siglo III, las aumentó a 33; es decir alrededor del 3% de la población ciudadana.

NOTAS 

1- Tito Livio, Historia de Roma I, 16, 6-8.
2- Lee Bohec, Yann. El ejército romano, editorial Ariel, 2006.

BIBLIOGRAFÍA

  • Legionario. El manual (no oficial) del legionario romano. Philip Matyszak. Akal, Madrid, 2011.
  • El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal, Madrid, 2010.
  • El ejército romano. Yann Lee Bohec. Ariel. 2006.
  • Guillem, Jose. Urbs Roma III (la religión y el ejército).

WEBGRAFÍA 

ARRE CABALLO – EL EJERCITO ROMANO
LEGIONES ROMANAS – ORGANIZACIÓN
DE ARTES ET HISTORIA – EL EJERCITO ROMANO

Anuncios

2 pensamientos en “LEGIONES DE ROMA, EVOLUCIÓN Y ESTRUCTURA!

  1. Muy buen artículo…pero creo que debería renombrarse. No se mencionan los cambios que introdujeron Diocleciano y Constantino. El Ejército romano tardío dura unos 200 y pico años en Occidente y muchisimos más en Oriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s