EL PRÍNCIPE DESDICHADO

O de cómo un Rey y padre fue capaz de dejar morir a su propio hijo!!!

Felipe II por Sofonisba Anguissola, 1565 (Museo del Prado, Madrid, España) Kunsthistorisches Museum, Viena (Austria)

A lo largo de la historia muchos son los ejemplos que nos han llegado de “asesinatos familiares” (magnicidios, parricidios,…), cometidos por reyes, reinas, emperadores, príncipes… Famosos son los casos protagonizados, sin ir más lejos, por la esposa del primer emperador romano, Augusto. En la novela “Yo, Claudio“, Livia es mostrada como un personaje malvado, frío y calculador que recurre a todo tipo de estratagemas para lograr que su hijo Tiberio suceda a Augusto en el Trono de Roma. El narrador de la historia, Claudio, la incrimina por múltiples asesinatos, la mayoría por envenenamiento, entre los que se encontraría incluso su propio esposo, el Emperador.

En la Historia de España también existen algunos ejemplos conocidos. Recordemos como el Romancero, allá por el S. XI,  nos relata como el más famoso de los “caballeros” medievales, Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, fue expulsado del Reino precisamente por exigir que el Rey Alfonso VI, acusado del asesinato de su hermano Don Sancho  II ,demostrara su inocencia . Fue el mismo Cid quien tomó juramento a Don Alfonso, en la Iglesia de Santa Gadea de Burgos, de no haber tenido arte ni parte en la muerte de Don Sancho.

Si bien, los ejemplos anteriores se diluyen en la leyenda, existen, sin embargo, otros casos que han quedado marcados en las páginas sin posibilidad de ser borrados o ser objeto de fábulas, leyendas  o mitos.  Esta fue la historia del más desdichado de nuestros infantes, el Príncipe Carlos, hijo de Felipe II.

Hijo del primer matrimonio del monarca con Da. María Manuela de Portugal, fue  educado  junto al medio hermano del rey don Juan de Austria y Alejandro Farnesio  y en 1560  fue reconocido como heredero al trono siendo proclamado “Príncipe de Asturias”.

El príncipe de Asturias por Alonso Sánchez Coello, circa 1558, Museo del Prado

El Príncipe no estaba, lo que se podría decir, demasiado dotado para las labores de gobierno. Víctima, quizás, de la persistente endogamia de los Austria, adelocía además de un delicado estado de salud continuo, de una malsana afición sintiendo predilección, ya desde pequeño, por la realización de diversos actos excéntricos y crueles que infligía a animales y siervos.

Su padre le había prometido el Gobierno de los Países Bajos, pero en 1564, viendo el empeoramiento de su estado mental así como la situación extremadamente delicada en aquellas tierras sublevadas, decidió no ponerlo en sus manos, labor que  encomendó al Duque de Alba.

Si ya era bastante el odio y celos que el Príncipe sentía hacia su padre, por haber contraído nupcias con Isabel de Valois (la esposa que le estaba destinada a don Carlos pero que Felipe II, al enviudar, desposó), elste último desplante acrecentó la deseperación de Don Carlos quien decidió iniciar tratos con el conde de Egmont, uno de los líderes rebeldes en los Países Bajos. Desafortunadamente para él, El Rey fue informado de que el Príncipe planeaba huir a Flandes.

A medianoche del 18 de enero de 1568 el rey, junto a algunos notables del reino, se presentó en la alcoba del Príncipe, donde éste dormía placidamente. Éstos desarmaron a don Carlos quien confinado en sus aposentos en donde meses más tarde, quizás por las altas temperaturas que los mismos llegaron a alcanzar, murió un 28 de julio de 1568. La sospecha de una intervención directa de Felipe II en este trágico desenlace se convirtió en un elemento sustantivo de la “leyenda negra”.

La Reina Isabel fallecería poco después, el 3 de octubre del mismo año, al dar a luz prematuramente y sobrevenirle unas fiebres de las que ya no se recuperó. Decían que su salud se había resentido con el disgusto.

Sus supuestos amores con la Reina Isabel fueron unos de los temas favoritos de los románticos y la historia de este príncipe desgraciado inspiró la trágica obra de Schiller en 1787, Don Carlos, así como también la famosa ópera de Verdi de 1866.